• Dante Sabatto

Al-Baghuz Fawqani: el último bastión del Estado Islámico


El 9 de febrero de 2019, las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), con apoyo de los Estados Unidos, comenzaron un ataque sobre el último territorio ocupado por el Estado Islámico: la ciudad de Al-Baghuz Fawqani, un pueblo de apenas diez mil habitantes, ubicado en la provincia de Deir ez-Zor. El 11 de febrero, consiguieron destruir un centro de comando ubicado en una mezquita.


El ataque final a Baghuz Fawqani se realiza con interrupciones regulares, períodos de tregua que tienen por objetivo permitir la evacuación de civiles a ciudades cercanas. En cada evacuación cientos de personas huyen de la ciudad, y decenas de ellas mueren en el camino. El objetivo principal es Al Hol, ciudad que ha recibido ya miles de refugiados.


Hace cuatro años las SDF luchan contra el EI. Son fuerzas lideradas por kurdos, y en esta operación tienen el apoyo de la llamada Coalición Internacional contra el Estado Islámico, una task force dirigida por el Mando Central de EEUU formada en 2014. Quedan pocos civiles en Baghuz Fawqani, y las fuerzas que combaten al Estado Islámico esperan una victoria en el corto plazo. Este sería un golpe fundamental que dejaría al EI cerca de su aniquilación total.